“Las personas son curiosas. Algunas personas lo son. Se ven impulsadas a averiguar cosas, incluso cosas triviales. Recopilan cosas. Se las ve yendo por ahí con libretas, rascando la suciedad de las lápidas, leyendo microfilmes, solo con la esperanza de ver ese goteo del tiempo, de establecer una relación, de rescatar una cosa de la basura”.

Alice Munro en el libro Amistad de juventud.